Busca tu ebook....

Listado de Libros y Ebooks encontrados
Hemos encontrado un total de 6 libros disponibles para descargar
Sueños rojos (Chasing Red 1)

Sueños rojos (Chasing Red 1)

Autor: Isabelle Ronin ,

Número de Páginas: 384

Sueños rojos es la primera entrega de «Chasing Red», la nueva serie romántica que te hará creer en el amor a primera vista. «Soy lo último que ella desea en su vida. Ella sigue esperando a que la decepcione, sigue esperando que me vaya. Pero yo he venido para quedarme. Le pertenezco. Así de fácil.» Con tan solo veintiún años, Verónica está sola en el mundo y se acaba de quedar en la calle. Desesperada, decide darse una noche loca para olvidar el marrón monumental que es su vida. Esa noche de fiesta se convierte rápidamente en una oportunidad para cambiar su futuro... Y su futuro puede que se llame Caleb, estrella del baloncesto y conquistador nato, que rápidamente se queda prendado de ella y le ofrece un trato: ella no tiene piso y él tiene un montón de dinero: ¿por qué no se muda con él? Por primera vez en su vida, Caleb ha encontrado algo que desea desesperadamente. Pero Verónica no está dispuesta a entregarse. Reseña: «¡Sueños rojos es una novela romántica y sexy como pocas!» Anna Todd, autora de After

Besos rojos (Chasing Red 2)

Besos rojos (Chasing Red 2)

Autor: Isabelle Ronin ,

Número de Páginas: 320

Besos rojos es la segunda parte de la saga «Chasing Red», la nueva serie romántica que te hará creer en el amor a primera vista. «Sé que le he hecho daño. »Antes, su mano habría buscado la mía, habría entrelazado sus dedos con los míos. »Ahora ya no. »Pero no voy a dejar que esto termine así, voy a recuperarle.» Desde que Verónica se fue a vivir con Caleb su vida ha dado un giro de 180 grados. A pesar de todos los líos y problemas a los que se ha tenido que enfrentar, Verónica por fin ha sido capaz de luchar contra sus fantasmas y sus miedos, y ha aprendido a confiar en alguien y a dejarse querer. Ahora está solo a un paso de convertir su relación con Caleb en algo realmente especial, solo les queda una barrera que cruzar. ¿Estará preparada para... eso? Reseña: «¡Sueños rojos es una novela romántica y sexy como pocas!» Anna Todd, autora de After

Bad Games

Bad Games

Autor: Juliette Duval ,

Después de sucumbir a la pasión, descubren que... ¡sus padres se casan! – ¿Por qué no viniste al ensayo? – ¿El ensayo? - pregunta si mirarme, ocupado saludando a su vecina de la izquierda. – Ayer. El ensayo de la boda. Si hubieras venido, no nos encontraríamos en esta situación tan incómoda. – ¿Cuál situación incómoda? Le lanzo una mirada de incredulidad. ¿En verdad quiere hacer como si nada hubiera pasado? – Como que tengo la impresión de que el episodio de Dinah's Garden no le gustará a los recién casados. – No hicimos nada malo. Somos mayores, estamos vacunados y no tenemos ningún vínculo de sangre. Trituro mis cubiertos. En el fondo, tiene razón, ¿pero podemos ignorar las convenciones sociales a ese grado? – ¿Así que no le verías ningún inconveniente a seguir con esto? – ¿Tú lo harías? Está fanfarroneando. Su sonrisa retorcida y su mirada brillante me desafían. Levanto el mentón. ¡Yo también puedo entrar en el juego de la provocación! – Entonces bésame. Ahora. Él se inclina hacia mí, sus pupilas obscuras se clavan en las mías. Las observo, decidida a no ser la primera en ceder. No se atreverá. *** Recién llegada a...

Corazones indomables - Vol. 6

Corazones indomables - Vol. 6

Autor: Emma M. Green ,

Es un hombre tenebroso, pero no importa: ¡el que ríe al último, ríe mejor! *** – ¿Disculpa? - me pregunta un tipo en la acera. Su voz profunda me hace sobresaltar. – Si quieres el lugar, no te vayas, estoy esperando a alguien... - me justifico maquinalmente sin mirarlo. – Sí, a mí. – ¿Perdón? Esta vez es su mirada obscura lo que me hace estremecer cuando por fin la veo. Sus ojos negros, su intensidad y el hecho de que estos pertenezcan al rostro más hermoso que jamás haya visto. Más viril y más animal no es posible. – Es a mí a quien esperas - repite sin sonreír. – ¡Oh, el chico del auto compartido! Sí, por supuesto. Casi te olvido. Bueno, no me iba a ir sin ti. Lo siento, hablo demasiado. Y pienso después. Normalmente hablo sola, así solo me molesto a mí misma. Pero la gente cree que estoy loca. Ese no es tu caso, ¿o sí? ¡Ja ja! En fin, hola... Termino por abrir la portezuela para salir del auto y dejar de hacer el ridículo. Le ofrezco la mano intentando presentarme. – Me llamo Solveig Stone, mi segundo nombre es «Siempresola», tengo 25 y... no sé por qué te estoy diciendo todo esto... – Porque hablas mucho sin pensar. Lo acabas de...



X
CERRAR