Descargar Libros y Ebooks (PDF / EPUB)

La mejor selección de ebooks gratis en español

Busca tu ebook....

Hemos encontrado un total de 38 libros disponibles para descargar
Memoria sobre Pedro Amat Muñoz

Memoria sobre Pedro Amat Muñoz

Autor: Víctor SMITH-ÁGREDA

Número de Páginas: 20

En 1796, 242 años después de la construcción del primer anfiteatro anatómico de la Universidad de Salamanca, se construyó un segundo teatro anatómico, comprando un terreno que pertenecía al Hospital General de la Santísima Trinidad, ubicado en lo que hoy es colegio de las Siervas de San José. El anfiteatro estaba próximo a la iglesia de San Román y contaba con una preciosa ventana barroca (que aún hoy día puede contemplarse); poseía un museo anatómico y algunas aulas (muy pocas) que servían para Facultad de Medicina. En la puerta de entrada de dicho anfiteatro se dice que había una lápida de pizarra en la que estaba escrito el dístico siguiente: «AD CAEDES HOMINUM PRISCA ANPHITEATRA PATEBANT NOSTRA UT LONGUM VIVERE DISCANT», cuya traducción, aproximada, viene a decir: Los antiguos anfiteatros estaban abiertos para las matanzas de los hombres, los nuestros para que aprendan a vivir una larga vida. El Hospital General de la Santísima Trinidad funcionó como tal hasta que se trasladó en 1904 a su ubicación actual. Un poco antes la Facultad de Medicina (junto a la de Ciencias) cambió también de localización, al habilitarse la Hospedería del Colegio Mayor...

Manual de embriología y anatomía general

Manual de embriología y anatomía general

Autor: Elvira Ferrés , Manuel Montesinos , Víctor Smith Agreda

Número de Páginas: 948

Aquest estudi, dirigit als estudiants de les diferents carreres universitàries de les ciències de la salut, aporta els conceptes fonamentals de l’organització morfoestructural de l’ésser humà, amb el seu caràcter funcional i dialogal com a base a partir de la qual es podran modificar segons les necessitats pràctiques i d’acord amb les troballes científiques més modernes.

Pedro Amat: evocación y remembranza de un compañero y amigo

Pedro Amat: evocación y remembranza de un compañero y amigo

Autor: José María SMITH-ÁGREDA

Número de Páginas: 21

En 1796, 242 años después de la construcción del primer anfiteatro anatómico de la Universidad de Salamanca, se construyó un segundo teatro anatómico, comprando un terreno que pertenecía al Hospital General de la Santísima Trinidad, ubicado en lo que hoy es colegio de las Siervas de San José. El anfiteatro estaba próximo a la iglesia de San Román y contaba con una preciosa ventana barroca (que aún hoy día puede contemplarse); poseía un museo anatómico y algunas aulas (muy pocas) que servían para Facultad de Medicina. En la puerta de entrada de dicho anfiteatro se dice que había una lápida de pizarra en la que estaba escrito el dístico siguiente: «AD CAEDES HOMINUM PRISCA ANPHITEATRA PATEBANT NOSTRA UT LONGUM VIVERE DISCANT», cuya traducción, aproximada, viene a decir: Los antiguos anfiteatros estaban abiertos para las matanzas de los hombres, los nuestros para que aprendan a vivir una larga vida. El Hospital General de la Santísima Trinidad funcionó como tal hasta que se trasladó en 1904 a su ubicación actual. Un poco antes la Facultad de Medicina (junto a la de Ciencias) cambió también de localización, al habilitarse la Hospedería del Colegio Mayor...

Anatomía de los órganos del lenguaje, visión y audición

Anatomía de los órganos del lenguaje, visión y audición

Autor: José María Smith-Ágreda

Número de Páginas: 330
En recuerdo y homenaje del profesor Dr. D. Pedro Amat Muñoz

En recuerdo y homenaje del profesor Dr. D. Pedro Amat Muñoz

Autor: REINOSO SUÁREZ, Fernando

Número de Páginas: 7

Después de cumplirse más de un año desde que nos dejó físicamente Pedro Amat, él sigue aún vivo en nuestro recuerdo. Era catedrático emérito de la Universidad de Salamanca en la disciplina de Anatomía y Embriología Humana y, a la hora de su jubilación, director del Departamento de Anatomía e Histología Humanas, alcanzando un gran prestigio como anatomista, docente e investigador. Su muerte tuvo lugar el 30 de junio de 2011 y un grupo de profesores que tuvieron relación en algún momento con él, concretamente los profesores Eugenio Zarza, Moisés Egido, Luciano Muñoz, Agustín Martín, Vicente González y Ricardo Vázquez, pensando en el «paso y trayectoria de D. Pedro Amat en la Universidad de Salamanca», han creído que debía tener un reconocimiento, más que merecido, por su labor y decidieron ofrecerle, en forma de un Liber amicorum, opiniones y aportaciones muy variadas, pertenecientes a diferentes personas que, por una u otras razones, hubieran tenido alguna relación con él.

La hipófisis. D. Pedro Amat Muñoz. In memoriam

La hipófisis. D. Pedro Amat Muñoz. In memoriam

Autor: José CARRETERO GONZÁLEZ

Número de Páginas: 28

En 1796, 242 años después de la construcción del primer anfiteatro anatómico de la Universidad de Salamanca, se construyó un segundo teatro anatómico, comprando un terreno que pertenecía al Hospital General de la Santísima Trinidad, ubicado en lo que hoy es colegio de las Siervas de San José. El anfiteatro estaba próximo a la iglesia de San Román y contaba con una preciosa ventana barroca (que aún hoy día puede contemplarse); poseía un museo anatómico y algunas aulas (muy pocas) que servían para Facultad de Medicina. En la puerta de entrada de dicho anfiteatro se dice que había una lápida de pizarra en la que estaba escrito el dístico siguiente: «AD CAEDES HOMINUM PRISCA ANPHITEATRA PATEBANT NOSTRA UT LONGUM VIVERE DISCANT», cuya traducción, aproximada, viene a decir: Los antiguos anfiteatros estaban abiertos para las matanzas de los hombres, los nuestros para que aprendan a vivir una larga vida. El Hospital General de la Santísima Trinidad funcionó como tal hasta que se trasladó en 1904 a su ubicación actual. Un poco antes la Facultad de Medicina (junto a la de Ciencias) cambió también de localización, al habilitarse la Hospedería del Colegio Mayor...

Las salas de disección del cadáver durante el siglo XX en la Universidad de Salamanca

Las salas de disección del cadáver durante el siglo XX en la Universidad de Salamanca

Autor: José Manuel RIESCO SANTOS

Número de Páginas: 20

En 1796, 242 años después de la construcción del primer anfiteatro anatómico de la Universidad de Salamanca, se construyó un segundo teatro anatómico, comprando un terreno que pertenecía al Hospital General de la Santísima Trinidad, ubicado en lo que hoy es colegio de las Siervas de San José. El anfiteatro estaba próximo a la iglesia de San Román y contaba con una preciosa ventana barroca (que aún hoy día puede contemplarse); poseía un museo anatómico y algunas aulas (muy pocas) que servían para Facultad de Medicina. En la puerta de entrada de dicho anfiteatro se dice que había una lápida de pizarra en la que estaba escrito el dístico siguiente: «AD CAEDES HOMINUM PRISCA ANPHITEATRA PATEBANT NOSTRA UT LONGUM VIVERE DISCANT», cuya traducción, aproximada, viene a decir: Los antiguos anfiteatros estaban abiertos para las matanzas de los hombres, los nuestros para que aprendan a vivir una larga vida. El Hospital General de la Santísima Trinidad funcionó como tal hasta que se trasladó en 1904 a su ubicación actual. Un poco antes la Facultad de Medicina (junto a la de Ciencias) cambió también de localización, al habilitarse la Hospedería del Colegio Mayor...

«Ad caedes hominum prisca amphiteatra patebant nostra ut longum vivere discant»

«Ad caedes hominum prisca amphiteatra patebant nostra ut longum vivere discant»

Autor: Ricardo VÁZQUEZ (ed.)

Número de Páginas: 16

En 1796, 242 años después de la construcción del primer anfiteatro anatómico de la Universidad de Salamanca, se construyó un segundo teatro anatómico, comprando un terreno que pertenecía al Hospital General de la Santísima Trinidad, ubicado en lo que hoy es colegio de las Siervas de San José. El anfiteatro estaba próximo a la iglesia de San Román y contaba con una preciosa ventana barroca (que aún hoy día puede contemplarse); poseía un museo anatómico y algunas aulas (muy pocas) que servían para Facultad de Medicina. En la puerta de entrada de dicho anfiteatro se dice que había una lápida de pizarra en la que estaba escrito el dístico siguiente: «AD CAEDES HOMINUM PRISCA ANPHITEATRA PATEBANT NOSTRA UT LONGUM VIVERE DISCANT», cuya traducción, aproximada, viene a decir: Los antiguos anfiteatros estaban abiertos para las matanzas de los hombres, los nuestros para que aprendan a vivir una larga vida. El Hospital General de la Santísima Trinidad funcionó como tal hasta que se trasladó en 1904 a su ubicación actual. Un poco antes la Facultad de Medicina (junto a la de Ciencias) cambió también de localización, al habilitarse la Hospedería del Colegio Mayor...

El profesor Pedro Amat como director de tesis doctorales

El profesor Pedro Amat como director de tesis doctorales

Autor: Ángel SÁNCHEZ RODRÍGUEZ

Número de Páginas: 20

En 1796, 242 años después de la construcción del primer anfiteatro anatómico de la Universidad de Salamanca, se construyó un segundo teatro anatómico, comprando un terreno que pertenecía al Hospital General de la Santísima Trinidad, ubicado en lo que hoy es colegio de las Siervas de San José. El anfiteatro estaba próximo a la iglesia de San Román y contaba con una preciosa ventana barroca (que aún hoy día puede contemplarse); poseía un museo anatómico y algunas aulas (muy pocas) que servían para Facultad de Medicina. En la puerta de entrada de dicho anfiteatro se dice que había una lápida de pizarra en la que estaba escrito el dístico siguiente: «AD CAEDES HOMINUM PRISCA ANPHITEATRA PATEBANT NOSTRA UT LONGUM VIVERE DISCANT», cuya traducción, aproximada, viene a decir: Los antiguos anfiteatros estaban abiertos para las matanzas de los hombres, los nuestros para que aprendan a vivir una larga vida. El Hospital General de la Santísima Trinidad funcionó como tal hasta que se trasladó en 1904 a su ubicación actual. Un poco antes la Facultad de Medicina (junto a la de Ciencias) cambió también de localización, al habilitarse la Hospedería del Colegio Mayor...

Don Pedro Amat y el Colegio Mayor San Bartolomé

Don Pedro Amat y el Colegio Mayor San Bartolomé

Autor: Luis Carlos TEJERIZO LÓPEZ

Número de Páginas: 19

En 1796, 242 años después de la construcción del primer anfiteatro anatómico de la Universidad de Salamanca, se construyó un segundo teatro anatómico, comprando un terreno que pertenecía al Hospital General de la Santísima Trinidad, ubicado en lo que hoy es colegio de las Siervas de San José. El anfiteatro estaba próximo a la iglesia de San Román y contaba con una preciosa ventana barroca (que aún hoy día puede contemplarse); poseía un museo anatómico y algunas aulas (muy pocas) que servían para Facultad de Medicina. En la puerta de entrada de dicho anfiteatro se dice que había una lápida de pizarra en la que estaba escrito el dístico siguiente: «AD CAEDES HOMINUM PRISCA ANPHITEATRA PATEBANT NOSTRA UT LONGUM VIVERE DISCANT», cuya traducción, aproximada, viene a decir: Los antiguos anfiteatros estaban abiertos para las matanzas de los hombres, los nuestros para que aprendan a vivir una larga vida. El Hospital General de la Santísima Trinidad funcionó como tal hasta que se trasladó en 1904 a su ubicación actual. Un poco antes la Facultad de Medicina (junto a la de Ciencias) cambió también de localización, al habilitarse la Hospedería del Colegio Mayor...

La Escuela de Pedro Amat

La Escuela de Pedro Amat

Autor: José Luis LANCHO ALONSO

Número de Páginas: 18

En 1796, 242 años después de la construcción del primer anfiteatro anatómico de la Universidad de Salamanca, se construyó un segundo teatro anatómico, comprando un terreno que pertenecía al Hospital General de la Santísima Trinidad, ubicado en lo que hoy es colegio de las Siervas de San José. El anfiteatro estaba próximo a la iglesia de San Román y contaba con una preciosa ventana barroca (que aún hoy día puede contemplarse); poseía un museo anatómico y algunas aulas (muy pocas) que servían para Facultad de Medicina. En la puerta de entrada de dicho anfiteatro se dice que había una lápida de pizarra en la que estaba escrito el dístico siguiente: «AD CAEDES HOMINUM PRISCA ANPHITEATRA PATEBANT NOSTRA UT LONGUM VIVERE DISCANT», cuya traducción, aproximada, viene a decir: Los antiguos anfiteatros estaban abiertos para las matanzas de los hombres, los nuestros para que aprendan a vivir una larga vida. El Hospital General de la Santísima Trinidad funcionó como tal hasta que se trasladó en 1904 a su ubicación actual. Un poco antes la Facultad de Medicina (junto a la de Ciencias) cambió también de localización, al habilitarse la Hospedería del Colegio Mayor...

Homenaje a un maestro y amigo ejemplar

Homenaje a un maestro y amigo ejemplar

Autor: Vicente CALATAYUD MALDONADO

Número de Páginas: 17

En 1796, 242 años después de la construcción del primer anfiteatro anatómico de la Universidad de Salamanca, se construyó un segundo teatro anatómico, comprando un terreno que pertenecía al Hospital General de la Santísima Trinidad, ubicado en lo que hoy es colegio de las Siervas de San José. El anfiteatro estaba próximo a la iglesia de San Román y contaba con una preciosa ventana barroca (que aún hoy día puede contemplarse); poseía un museo anatómico y algunas aulas (muy pocas) que servían para Facultad de Medicina. En la puerta de entrada de dicho anfiteatro se dice que había una lápida de pizarra en la que estaba escrito el dístico siguiente: «AD CAEDES HOMINUM PRISCA ANPHITEATRA PATEBANT NOSTRA UT LONGUM VIVERE DISCANT», cuya traducción, aproximada, viene a decir: Los antiguos anfiteatros estaban abiertos para las matanzas de los hombres, los nuestros para que aprendan a vivir una larga vida. El Hospital General de la Santísima Trinidad funcionó como tal hasta que se trasladó en 1904 a su ubicación actual. Un poco antes la Facultad de Medicina (junto a la de Ciencias) cambió también de localización, al habilitarse la Hospedería del Colegio Mayor...

Homenaje al profesor. Dr. Pedro Amat Muñoz, director del Colegio Mayor San Bartolomé

Homenaje al profesor. Dr. Pedro Amat Muñoz, director del Colegio Mayor San Bartolomé

Autor: Adán CARRIZO GONZÁLEZ-CASTELL

Número de Páginas: 18

En 1796, 242 años después de la construcción del primer anfiteatro anatómico de la Universidad de Salamanca, se construyó un segundo teatro anatómico, comprando un terreno que pertenecía al Hospital General de la Santísima Trinidad, ubicado en lo que hoy es colegio de las Siervas de San José. El anfiteatro estaba próximo a la iglesia de San Román y contaba con una preciosa ventana barroca (que aún hoy día puede contemplarse); poseía un museo anatómico y algunas aulas (muy pocas) que servían para Facultad de Medicina. En la puerta de entrada de dicho anfiteatro se dice que había una lápida de pizarra en la que estaba escrito el dístico siguiente: «AD CAEDES HOMINUM PRISCA ANPHITEATRA PATEBANT NOSTRA UT LONGUM VIVERE DISCANT», cuya traducción, aproximada, viene a decir: Los antiguos anfiteatros estaban abiertos para las matanzas de los hombres, los nuestros para que aprendan a vivir una larga vida. El Hospital General de la Santísima Trinidad funcionó como tal hasta que se trasladó en 1904 a su ubicación actual. Un poco antes la Facultad de Medicina (junto a la de Ciencias) cambió también de localización, al habilitarse la Hospedería del Colegio Mayor...

El profesor Amat y la escuela Anatómica del profesor Escolar de Zaragoza

El profesor Amat y la escuela Anatómica del profesor Escolar de Zaragoza

Autor: Arturo VERA

Número de Páginas: 18

En 1796, 242 años después de la construcción del primer anfiteatro anatómico de la Universidad de Salamanca, se construyó un segundo teatro anatómico, comprando un terreno que pertenecía al Hospital General de la Santísima Trinidad, ubicado en lo que hoy es colegio de las Siervas de San José. El anfiteatro estaba próximo a la iglesia de San Román y contaba con una preciosa ventana barroca (que aún hoy día puede contemplarse); poseía un museo anatómico y algunas aulas (muy pocas) que servían para Facultad de Medicina. En la puerta de entrada de dicho anfiteatro se dice que había una lápida de pizarra en la que estaba escrito el dístico siguiente: «AD CAEDES HOMINUM PRISCA ANPHITEATRA PATEBANT NOSTRA UT LONGUM VIVERE DISCANT», cuya traducción, aproximada, viene a decir: Los antiguos anfiteatros estaban abiertos para las matanzas de los hombres, los nuestros para que aprendan a vivir una larga vida. El Hospital General de la Santísima Trinidad funcionó como tal hasta que se trasladó en 1904 a su ubicación actual. Un poco antes la Facultad de Medicina (junto a la de Ciencias) cambió también de localización, al habilitarse la Hospedería del Colegio Mayor...

Pedro Amat, decano de la Facultad de Medicina

Pedro Amat, decano de la Facultad de Medicina

Autor: Ricardo VÁZQUEZ

Número de Páginas: 20

En 1796, 242 años después de la construcción del primer anfiteatro anatómico de la Universidad de Salamanca, se construyó un segundo teatro anatómico, comprando un terreno que pertenecía al Hospital General de la Santísima Trinidad, ubicado en lo que hoy es colegio de las Siervas de San José. El anfiteatro estaba próximo a la iglesia de San Román y contaba con una preciosa ventana barroca (que aún hoy día puede contemplarse); poseía un museo anatómico y algunas aulas (muy pocas) que servían para Facultad de Medicina. En la puerta de entrada de dicho anfiteatro se dice que había una lápida de pizarra en la que estaba escrito el dístico siguiente: «AD CAEDES HOMINUM PRISCA ANPHITEATRA PATEBANT NOSTRA UT LONGUM VIVERE DISCANT», cuya traducción, aproximada, viene a decir: Los antiguos anfiteatros estaban abiertos para las matanzas de los hombres, los nuestros para que aprendan a vivir una larga vida. El Hospital General de la Santísima Trinidad funcionó como tal hasta que se trasladó en 1904 a su ubicación actual. Un poco antes la Facultad de Medicina (junto a la de Ciencias) cambió también de localización, al habilitarse la Hospedería del Colegio Mayor...

Marcadores tumorales glicánicos

Marcadores tumorales glicánicos

Autor: José Antonio CABEZAS FERNÁNDEZ DEL CAMPO

Número de Páginas: 22

En 1796, 242 años después de la construcción del primer anfiteatro anatómico de la Universidad de Salamanca, se construyó un segundo teatro anatómico, comprando un terreno que pertenecía al Hospital General de la Santísima Trinidad, ubicado en lo que hoy es colegio de las Siervas de San José. El anfiteatro estaba próximo a la iglesia de San Román y contaba con una preciosa ventana barroca (que aún hoy día puede contemplarse); poseía un museo anatómico y algunas aulas (muy pocas) que servían para Facultad de Medicina. En la puerta de entrada de dicho anfiteatro se dice que había una lápida de pizarra en la que estaba escrito el dístico siguiente: «AD CAEDES HOMINUM PRISCA ANPHITEATRA PATEBANT NOSTRA UT LONGUM VIVERE DISCANT», cuya traducción, aproximada, viene a decir: Los antiguos anfiteatros estaban abiertos para las matanzas de los hombres, los nuestros para que aprendan a vivir una larga vida. El Hospital General de la Santísima Trinidad funcionó como tal hasta que se trasladó en 1904 a su ubicación actual. Un poco antes la Facultad de Medicina (junto a la de Ciencias) cambió también de localización, al habilitarse la Hospedería del Colegio Mayor...

«Pedro Amat Muñoz: una vida en, por y para la Universidad»

«Pedro Amat Muñoz: una vida en, por y para la Universidad»

Autor: Juan Luis BLÁZQUEZ ARROYO

Número de Páginas: 19

En 1796, 242 años después de la construcción del primer anfiteatro anatómico de la Universidad de Salamanca, se construyó un segundo teatro anatómico, comprando un terreno que pertenecía al Hospital General de la Santísima Trinidad, ubicado en lo que hoy es colegio de las Siervas de San José. El anfiteatro estaba próximo a la iglesia de San Román y contaba con una preciosa ventana barroca (que aún hoy día puede contemplarse); poseía un museo anatómico y algunas aulas (muy pocas) que servían para Facultad de Medicina. En la puerta de entrada de dicho anfiteatro se dice que había una lápida de pizarra en la que estaba escrito el dístico siguiente: «AD CAEDES HOMINUM PRISCA ANPHITEATRA PATEBANT NOSTRA UT LONGUM VIVERE DISCANT», cuya traducción, aproximada, viene a decir: Los antiguos anfiteatros estaban abiertos para las matanzas de los hombres, los nuestros para que aprendan a vivir una larga vida. El Hospital General de la Santísima Trinidad funcionó como tal hasta que se trasladó en 1904 a su ubicación actual. Un poco antes la Facultad de Medicina (junto a la de Ciencias) cambió también de localización, al habilitarse la Hospedería del Colegio Mayor...

Nuestro rector D. Pedro Amat Muñoz

Nuestro rector D. Pedro Amat Muñoz

Autor: José Luis MARTÍN SIMÓN

Número de Páginas: 18

En 1796, 242 años después de la construcción del primer anfiteatro anatómico de la Universidad de Salamanca, se construyó un segundo teatro anatómico, comprando un terreno que pertenecía al Hospital General de la Santísima Trinidad, ubicado en lo que hoy es colegio de las Siervas de San José. El anfiteatro estaba próximo a la iglesia de San Román y contaba con una preciosa ventana barroca (que aún hoy día puede contemplarse); poseía un museo anatómico y algunas aulas (muy pocas) que servían para Facultad de Medicina. En la puerta de entrada de dicho anfiteatro se dice que había una lápida de pizarra en la que estaba escrito el dístico siguiente: «AD CAEDES HOMINUM PRISCA ANPHITEATRA PATEBANT NOSTRA UT LONGUM VIVERE DISCANT», cuya traducción, aproximada, viene a decir: Los antiguos anfiteatros estaban abiertos para las matanzas de los hombres, los nuestros para que aprendan a vivir una larga vida. El Hospital General de la Santísima Trinidad funcionó como tal hasta que se trasladó en 1904 a su ubicación actual. Un poco antes la Facultad de Medicina (junto a la de Ciencias) cambió también de localización, al habilitarse la Hospedería del Colegio Mayor...

La evolución de las técnicas morfológicas. La aportación de Pedro Amat. Del individualismo al trabajo en equipo

La evolución de las técnicas morfológicas. La aportación de Pedro Amat. Del individualismo al trabajo en equipo

Autor: Ricardo VÁZQUEZ

Número de Páginas: 22

En 1796, 242 años después de la construcción del primer anfiteatro anatómico de la Universidad de Salamanca, se construyó un segundo teatro anatómico, comprando un terreno que pertenecía al Hospital General de la Santísima Trinidad, ubicado en lo que hoy es colegio de las Siervas de San José. El anfiteatro estaba próximo a la iglesia de San Román y contaba con una preciosa ventana barroca (que aún hoy día puede contemplarse); poseía un museo anatómico y algunas aulas (muy pocas) que servían para Facultad de Medicina. En la puerta de entrada de dicho anfiteatro se dice que había una lápida de pizarra en la que estaba escrito el dístico siguiente: «AD CAEDES HOMINUM PRISCA ANPHITEATRA PATEBANT NOSTRA UT LONGUM VIVERE DISCANT», cuya traducción, aproximada, viene a decir: Los antiguos anfiteatros estaban abiertos para las matanzas de los hombres, los nuestros para que aprendan a vivir una larga vida. El Hospital General de la Santísima Trinidad funcionó como tal hasta que se trasladó en 1904 a su ubicación actual. Un poco antes la Facultad de Medicina (junto a la de Ciencias) cambió también de localización, al habilitarse la Hospedería del Colegio Mayor...

Homenaje a un maestro con unas buenas formas de hacer docencia, hoy imposibles

Homenaje a un maestro con unas buenas formas de hacer docencia, hoy imposibles

Autor: Gabriel PALOMERO DOMÍNGUEZ

Número de Páginas: 19

En 1796, 242 años después de la construcción del primer anfiteatro anatómico de la Universidad de Salamanca, se construyó un segundo teatro anatómico, comprando un terreno que pertenecía al Hospital General de la Santísima Trinidad, ubicado en lo que hoy es colegio de las Siervas de San José. El anfiteatro estaba próximo a la iglesia de San Román y contaba con una preciosa ventana barroca (que aún hoy día puede contemplarse); poseía un museo anatómico y algunas aulas (muy pocas) que servían para Facultad de Medicina. En la puerta de entrada de dicho anfiteatro se dice que había una lápida de pizarra en la que estaba escrito el dístico siguiente: «AD CAEDES HOMINUM PRISCA ANPHITEATRA PATEBANT NOSTRA UT LONGUM VIVERE DISCANT», cuya traducción, aproximada, viene a decir: Los antiguos anfiteatros estaban abiertos para las matanzas de los hombres, los nuestros para que aprendan a vivir una larga vida. El Hospital General de la Santísima Trinidad funcionó como tal hasta que se trasladó en 1904 a su ubicación actual. Un poco antes la Facultad de Medicina (junto a la de Ciencias) cambió también de localización, al habilitarse la Hospedería del Colegio Mayor...

Pedro Amat en la memoria de sus alumnos

Pedro Amat en la memoria de sus alumnos

Autor: Emiliano ENRÍQUEZ GUTIÉRREZ

Número de Páginas: 16

En 1796, 242 años después de la construcción del primer anfiteatro anatómico de la Universidad de Salamanca, se construyó un segundo teatro anatómico, comprando un terreno que pertenecía al Hospital General de la Santísima Trinidad, ubicado en lo que hoy es colegio de las Siervas de San José. El anfiteatro estaba próximo a la iglesia de San Román y contaba con una preciosa ventana barroca (que aún hoy día puede contemplarse); poseía un museo anatómico y algunas aulas (muy pocas) que servían para Facultad de Medicina. En la puerta de entrada de dicho anfiteatro se dice que había una lápida de pizarra en la que estaba escrito el dístico siguiente: «AD CAEDES HOMINUM PRISCA ANPHITEATRA PATEBANT NOSTRA UT LONGUM VIVERE DISCANT», cuya traducción, aproximada, viene a decir: Los antiguos anfiteatros estaban abiertos para las matanzas de los hombres, los nuestros para que aprendan a vivir una larga vida. El Hospital General de la Santísima Trinidad funcionó como tal hasta que se trasladó en 1904 a su ubicación actual. Un poco antes la Facultad de Medicina (junto a la de Ciencias) cambió también de localización, al habilitarse la Hospedería del Colegio Mayor...

Neuroanatomía del dolor

Neuroanatomía del dolor

Autor: Juan JIMÉNEZ-CASTELLANOS BALLESTEROS

Número de Páginas: 36

En 1796, 242 años después de la construcción del primer anfiteatro anatómico de la Universidad de Salamanca, se construyó un segundo teatro anatómico, comprando un terreno que pertenecía al Hospital General de la Santísima Trinidad, ubicado en lo que hoy es colegio de las Siervas de San José. El anfiteatro estaba próximo a la iglesia de San Román y contaba con una preciosa ventana barroca (que aún hoy día puede contemplarse); poseía un museo anatómico y algunas aulas (muy pocas) que servían para Facultad de Medicina. En la puerta de entrada de dicho anfiteatro se dice que había una lápida de pizarra en la que estaba escrito el dístico siguiente: «AD CAEDES HOMINUM PRISCA ANPHITEATRA PATEBANT NOSTRA UT LONGUM VIVERE DISCANT», cuya traducción, aproximada, viene a decir: Los antiguos anfiteatros estaban abiertos para las matanzas de los hombres, los nuestros para que aprendan a vivir una larga vida. El Hospital General de la Santísima Trinidad funcionó como tal hasta que se trasladó en 1904 a su ubicación actual. Un poco antes la Facultad de Medicina (junto a la de Ciencias) cambió también de localización, al habilitarse la Hospedería del Colegio Mayor...

Abordaje anterior del raquis cervical

Abordaje anterior del raquis cervical

Autor: Vicente CALATAYUD MALDONADO , Vicente CALATAYUD PÉREZ , Juan CALATAYUD PÉREZ

Número de Páginas: 33

En 1796, 242 años después de la construcción del primer anfiteatro anatómico de la Universidad de Salamanca, se construyó un segundo teatro anatómico, comprando un terreno que pertenecía al Hospital General de la Santísima Trinidad, ubicado en lo que hoy es colegio de las Siervas de San José. El anfiteatro estaba próximo a la iglesia de San Román y contaba con una preciosa ventana barroca (que aún hoy día puede contemplarse); poseía un museo anatómico y algunas aulas (muy pocas) que servían para Facultad de Medicina. En la puerta de entrada de dicho anfiteatro se dice que había una lápida de pizarra en la que estaba escrito el dístico siguiente: «AD CAEDES HOMINUM PRISCA ANPHITEATRA PATEBANT NOSTRA UT LONGUM VIVERE DISCANT», cuya traducción, aproximada, viene a decir: Los antiguos anfiteatros estaban abiertos para las matanzas de los hombres, los nuestros para que aprendan a vivir una larga vida. El Hospital General de la Santísima Trinidad funcionó como tal hasta que se trasladó en 1904 a su ubicación actual. Un poco antes la Facultad de Medicina (junto a la de Ciencias) cambió también de localización, al habilitarse la Hospedería del Colegio Mayor...

El afán de aprender, el afán de enseñar

El afán de aprender, el afán de enseñar

Autor: Luciano MUÑOZ BARRAGÁN

Número de Páginas: 20

En 1796, 242 años después de la construcción del primer anfiteatro anatómico de la Universidad de Salamanca, se construyó un segundo teatro anatómico, comprando un terreno que pertenecía al Hospital General de la Santísima Trinidad, ubicado en lo que hoy es colegio de las Siervas de San José. El anfiteatro estaba próximo a la iglesia de San Román y contaba con una preciosa ventana barroca (que aún hoy día puede contemplarse); poseía un museo anatómico y algunas aulas (muy pocas) que servían para Facultad de Medicina. En la puerta de entrada de dicho anfiteatro se dice que había una lápida de pizarra en la que estaba escrito el dístico siguiente: «AD CAEDES HOMINUM PRISCA ANPHITEATRA PATEBANT NOSTRA UT LONGUM VIVERE DISCANT», cuya traducción, aproximada, viene a decir: Los antiguos anfiteatros estaban abiertos para las matanzas de los hombres, los nuestros para que aprendan a vivir una larga vida. El Hospital General de la Santísima Trinidad funcionó como tal hasta que se trasladó en 1904 a su ubicación actual. Un poco antes la Facultad de Medicina (junto a la de Ciencias) cambió también de localización, al habilitarse la Hospedería del Colegio Mayor...

Al amigo Pedro Amat desde el recuerdo

Al amigo Pedro Amat desde el recuerdo

Autor: Pedro SÁEZ

Número de Páginas: 17

En 1796, 242 años después de la construcción del primer anfiteatro anatómico de la Universidad de Salamanca, se construyó un segundo teatro anatómico, comprando un terreno que pertenecía al Hospital General de la Santísima Trinidad, ubicado en lo que hoy es colegio de las Siervas de San José. El anfiteatro estaba próximo a la iglesia de San Román y contaba con una preciosa ventana barroca (que aún hoy día puede contemplarse); poseía un museo anatómico y algunas aulas (muy pocas) que servían para Facultad de Medicina. En la puerta de entrada de dicho anfiteatro se dice que había una lápida de pizarra en la que estaba escrito el dístico siguiente: «AD CAEDES HOMINUM PRISCA ANPHITEATRA PATEBANT NOSTRA UT LONGUM VIVERE DISCANT», cuya traducción, aproximada, viene a decir: Los antiguos anfiteatros estaban abiertos para las matanzas de los hombres, los nuestros para que aprendan a vivir una larga vida. El Hospital General de la Santísima Trinidad funcionó como tal hasta que se trasladó en 1904 a su ubicación actual. Un poco antes la Facultad de Medicina (junto a la de Ciencias) cambió también de localización, al habilitarse la Hospedería del Colegio Mayor...

El profesor Amat. Un universitario ejemplar

El profesor Amat. Un universitario ejemplar

Autor: Eugenio GARCÍA ZARZA

Número de Páginas: 26

En 1796, 242 años después de la construcción del primer anfiteatro anatómico de la Universidad de Salamanca, se construyó un segundo teatro anatómico, comprando un terreno que pertenecía al Hospital General de la Santísima Trinidad, ubicado en lo que hoy es colegio de las Siervas de San José. El anfiteatro estaba próximo a la iglesia de San Román y contaba con una preciosa ventana barroca (que aún hoy día puede contemplarse); poseía un museo anatómico y algunas aulas (muy pocas) que servían para Facultad de Medicina. En la puerta de entrada de dicho anfiteatro se dice que había una lápida de pizarra en la que estaba escrito el dístico siguiente: «AD CAEDES HOMINUM PRISCA ANPHITEATRA PATEBANT NOSTRA UT LONGUM VIVERE DISCANT», cuya traducción, aproximada, viene a decir: Los antiguos anfiteatros estaban abiertos para las matanzas de los hombres, los nuestros para que aprendan a vivir una larga vida. El Hospital General de la Santísima Trinidad funcionó como tal hasta que se trasladó en 1904 a su ubicación actual. Un poco antes la Facultad de Medicina (junto a la de Ciencias) cambió también de localización, al habilitarse la Hospedería del Colegio Mayor...

A don Pedro Amat

A don Pedro Amat

Autor: José Luis BUENO LÓPEZ

Número de Páginas: 17

En 1796, 242 años después de la construcción del primer anfiteatro anatómico de la Universidad de Salamanca, se construyó un segundo teatro anatómico, comprando un terreno que pertenecía al Hospital General de la Santísima Trinidad, ubicado en lo que hoy es colegio de las Siervas de San José. El anfiteatro estaba próximo a la iglesia de San Román y contaba con una preciosa ventana barroca (que aún hoy día puede contemplarse); poseía un museo anatómico y algunas aulas (muy pocas) que servían para Facultad de Medicina. En la puerta de entrada de dicho anfiteatro se dice que había una lápida de pizarra en la que estaba escrito el dístico siguiente: «AD CAEDES HOMINUM PRISCA ANPHITEATRA PATEBANT NOSTRA UT LONGUM VIVERE DISCANT», cuya traducción, aproximada, viene a decir: Los antiguos anfiteatros estaban abiertos para las matanzas de los hombres, los nuestros para que aprendan a vivir una larga vida. El Hospital General de la Santísima Trinidad funcionó como tal hasta que se trasladó en 1904 a su ubicación actual. Un poco antes la Facultad de Medicina (junto a la de Ciencias) cambió también de localización, al habilitarse la Hospedería del Colegio Mayor...

El cambio climático debido a causas naturales

El cambio climático debido a causas naturales

Autor: Moisés EGIDO MANZANO

Número de Páginas: 23

En 1796, 242 años después de la construcción del primer anfiteatro anatómico de la Universidad de Salamanca, se construyó un segundo teatro anatómico, comprando un terreno que pertenecía al Hospital General de la Santísima Trinidad, ubicado en lo que hoy es colegio de las Siervas de San José. El anfiteatro estaba próximo a la iglesia de San Román y contaba con una preciosa ventana barroca (que aún hoy día puede contemplarse); poseía un museo anatómico y algunas aulas (muy pocas) que servían para Facultad de Medicina. En la puerta de entrada de dicho anfiteatro se dice que había una lápida de pizarra en la que estaba escrito el dístico siguiente: «AD CAEDES HOMINUM PRISCA ANPHITEATRA PATEBANT NOSTRA UT LONGUM VIVERE DISCANT», cuya traducción, aproximada, viene a decir: Los antiguos anfiteatros estaban abiertos para las matanzas de los hombres, los nuestros para que aprendan a vivir una larga vida. El Hospital General de la Santísima Trinidad funcionó como tal hasta que se trasladó en 1904 a su ubicación actual. Un poco antes la Facultad de Medicina (junto a la de Ciencias) cambió también de localización, al habilitarse la Hospedería del Colegio Mayor...

De la epigénesis a la epigenética

De la epigénesis a la epigenética

Autor: Juan Luis BLÁZQUEZ ARROYO

Número de Páginas: 21

En 1796, 242 años después de la construcción del primer anfiteatro anatómico de la Universidad de Salamanca, se construyó un segundo teatro anatómico, comprando un terreno que pertenecía al Hospital General de la Santísima Trinidad, ubicado en lo que hoy es colegio de las Siervas de San José. El anfiteatro estaba próximo a la iglesia de San Román y contaba con una preciosa ventana barroca (que aún hoy día puede contemplarse); poseía un museo anatómico y algunas aulas (muy pocas) que servían para Facultad de Medicina. En la puerta de entrada de dicho anfiteatro se dice que había una lápida de pizarra en la que estaba escrito el dístico siguiente: «AD CAEDES HOMINUM PRISCA ANPHITEATRA PATEBANT NOSTRA UT LONGUM VIVERE DISCANT», cuya traducción, aproximada, viene a decir: Los antiguos anfiteatros estaban abiertos para las matanzas de los hombres, los nuestros para que aprendan a vivir una larga vida. El Hospital General de la Santísima Trinidad funcionó como tal hasta que se trasladó en 1904 a su ubicación actual. Un poco antes la Facultad de Medicina (junto a la de Ciencias) cambió también de localización, al habilitarse la Hospedería del Colegio Mayor...

Pedro Amat Muñoz, colega y amigo. Su influencia en la Anatomía Humana española contemporánea

Pedro Amat Muñoz, colega y amigo. Su influencia en la Anatomía Humana española contemporánea

Autor: Domingo RUANO GIL

Número de Páginas: 17

En 1796, 242 años después de la construcción del primer anfiteatro anatómico de la Universidad de Salamanca, se construyó un segundo teatro anatómico, comprando un terreno que pertenecía al Hospital General de la Santísima Trinidad, ubicado en lo que hoy es colegio de las Siervas de San José. El anfiteatro estaba próximo a la iglesia de San Román y contaba con una preciosa ventana barroca (que aún hoy día puede contemplarse); poseía un museo anatómico y algunas aulas (muy pocas) que servían para Facultad de Medicina. En la puerta de entrada de dicho anfiteatro se dice que había una lápida de pizarra en la que estaba escrito el dístico siguiente: «AD CAEDES HOMINUM PRISCA ANPHITEATRA PATEBANT NOSTRA UT LONGUM VIVERE DISCANT», cuya traducción, aproximada, viene a decir: Los antiguos anfiteatros estaban abiertos para las matanzas de los hombres, los nuestros para que aprendan a vivir una larga vida. El Hospital General de la Santísima Trinidad funcionó como tal hasta que se trasladó en 1904 a su ubicación actual. Un poco antes la Facultad de Medicina (junto a la de Ciencias) cambió también de localización, al habilitarse la Hospedería del Colegio Mayor...

Últimos libros y autores buscados